CarolinaHonrado_Arquitectura_w

Estrategias para mejorar la eficiencia energética de tu casa

Mejorar la eficiencia energética de una vivienda, un piso o de cualquier tipo de edificio se va a traducir en un mayor confort térmico para los usuarios y en una reducción considerable de consumos de calefacción y refrigeración. Pero, cómo puede conseguirse si el edificio ya está construido:

Cinco estrategias que mejoran significativamente la eficiencia energética de cualquier edificio:

  • Mejorar el aislamiento térmico del edificio mediante su sustitución o incremento con trasdosados aislantes en el interior o con sistema SATE en el exterior. Emplear una u otra estrategia dependerá de las posibilidades y características del edificio.
  • Sustituir las ventanas convencionales por otras con perfiles de altas prestaciones y múltiples acristalamientos especializados. La diferencia entre una ventana estándar y otra de altas prestaciones es abismal y determina significativamente la sensación térmica de una estancia.
  • Instalación de sistemas de calefacción y refrigeración de alta eficiencia. Las instalaciones de aerotermia o geotermia pueden ser de muy alto rendimiento gracias al aprovechamiento que hacen de la cantidad de calor contenida en el aire y en la tierra respectivamente.
  • Instalación de equipos de recuperación de calor en el sistema de ventilación. Ventilar los lugares que habitamos es imprescindible y la normativa actual es muy exigente en ese sentido, estableciendo una ventilación mínima constante obligatoria. La recuperación de calor permite mantener una buena ventilación en los edificios sin perder el frío o el calor ya generados.
  • Instalación de mecanismos de protección o captación solar según las necesidades del edificio. El aporte de calor que proporciona el sol es enorme y lo más inteligente es usarlo a nuestro favor. En las ventanas situadas al sur instalar vidrios bajo-emisivos sin control solar para dejar que en invierno el sol caliente la estancia y utilizar contraventanas aislantes para mantener el calor por la noche. Para evitar este mismo efecto en verano, colocar marquesinas o toldos que proyecten sombra sobre las ventanas.

No hay que olvidar que para realizar reformas que permitan abordar con éxito alguna de las estrategias anteriores, es imprescindible realizar un estudio del edificio existente y asesorarse por profesionales especializados.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Imágenes